En el Frente de Batalla

Cómo están nos encontramos nuevamente para el leer y aprender a través de los valores, estos cuentos llenos de emoción y aprendizaje.

Comenzamos

El cuento de hoy se llama “En el frente de batalla”

En una de las numerosas trincheras cavadas durante la Primera Guerra Mundial, ubicada en la frontera caliente entre Francia y Alemania, un soldado expreso a su teniente:

– ¡Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, señor, solicito permiso para ir a buscarlo, señor!

-¡Permiso denegado! – replicó el oficial – mire no quiero que arriesgue su vida por un hombre que quizás haya muerto.

El soldado haciendo caso omiso de la prohibición, salió y regreso una hora más tarde, gravemente herido y trayendo consigo el cadáver de su amigo. De más esta en decir, que el oficial estaba furioso:

– Soldado yo le dije que estaba muerto, usted no escucho, pero dígame: ¿merecía la pena ir allá y poner en juego su vida para traer un cadáver?

Y el soldado, a punto de desmayarse y con lágrimas en los ojos, respondió: -¡Claro que sí, señor! Cuando lo encontré, todavía estaba vivo y pudo susurrarme al oído: ¡Estaba seguro de que vendrías!

Recuerden que pocas cosas hay tan valiosas en la vida como la gracia de contar con un puñado de amigos fieles e incondicionales, los verdaderos amigos están siempre, a pesar de todo, de nuestros defectos, nuestras idas y vueltas nuestras historias.

Decididamente, la amistad constituye un valor tan humano que nunca tendríamos que dejar de construirla y sostenerla.

Espero les guste, como siempre les mando todo mi cariño y como hay que decretar pronto nos veremos.

Recuerden que los quiero.

Susana.

También puede gustarle...