La anciana del molino verde esmeralda

Hola chiquis cómo están? yo extrañádolos mucho. Por eso me gusta cada semana traerles un cuento lleno de valores y aprendizaje.

El cuento de hoy se llama: “La anciana del molino verde esmeralda”.

El sol se despedía del imperio Tré. El vasallo caminaba junto a la anciana del molino verde esmeralda, iban conversando sobre la vida.

– ¿qué cosa es lo que más te gusta de la vida, anciana?-

– Los atardeceres – respondió.

El vasallo volvía a preguntar confundido, pero ¿no te gustan más los amaneceres?, mira yo amo los amaneceres, muestran el nacimiento del sol, yo los prefiero.

La anciana dejo su canastilla de espigas en el piso y con tono amable y conciliador se dirigió al vasallo diciendo:

– Los amaneceres son bellísimos, sí, pero las puestas del sol son aún más bellas porque es el momento para reflexionar y pensar mucho. Son momentos que me hablan cosas de mi misma.-

– Cosa de tí misma, la verdad no sé a que te refieres? –

Antes de cerrar la puerta del molino verde esmeralda, la anciana añadió:

– ¡Claro! ¡La vida es como un amanecer para los jóvenes cómo tú!, pero para los ancianos como yo es un bello atardecer porque lo que al inicio de la vida es precioso, cuando somos ancianos es plenamente hermoso, así que mira prefiero los atardeceres!!!

El vasallo al mirar a la anciana que apuntaba con su dedo hacia el horizonte, quedó absorto ante la belleza del atardecer!

Por eso los momentos y las situaciones personales son únicos e irrepetibles. Disfruta del valor y la belleza que cada uno de esos momentos constituye junto a la sabiduría y el arte del buen vivir.

Hasta el próximo cuento!

LOS ABRAZO!

Susana.

También puede gustarle...